¿Cómo hablo a mi pareja?

Pero, … ¿Qué nos está pasando?, ¿Ya no podemos vivir en pareja?, ¿Por qué discutimos tanto?… son preguntas que últimamente resuenan en mi cabeza, es llamativo el repunte de los casos de pareja que llegan al despacho con la misma queja “Ya no nos entendemos…”, “discutimos por tonterías, pero le quiero tanto…”, “si me quisiera de verdad no me haría…”.

Muchas parejas se lamentan de que la pasión y el amor intenso que había entre ellos al principio se ha ido desvaneciendo hasta quedar convertido en una sombra de lo que fue o ha degenerado tanto que se ha convertido en un continuo enfrentamiento plagado de rencores, discusiones y luchas de poder.Sin embargo, aún queda mucho de lo que fue y el amor sigue todavía vivo y deseando poder expresarse plenamente de nuevo.

El problema de estas parejas es la manera en que se hablan, no el contenido, si no las formas han dejado de ser adecuadas y se han convertido en ataque constantes, por eso quiero compartir mi decálogo personal para una buena comunicación:

  1. Las opiniones solo son opiniones, no Verdades Absolutas
  2. Hablar más alto no hace que se me entienda mejor
  3. Una buena forma de dar una opinión diferente a la de mi pareja: ” puede que tengas razón…”, ” Es verdad… pero yo creo/ opino/ siento…”
  4. Una opinión no tiene por qué excluir a otra, a veces son válidas hasta 100 opiniones
  5. Cuando una parte de la pareja está irritada, lo mejor es darse tiempo para relajarnos, sin intentar solucionarlo, solo lo pondremos peor.
  6. EMPATÍA: ponerme en el lugar del otro, pensando como él y no como yo mismo
  7. Aceptar cuando estoy enfadado, decírselo a mi pareja y pedirle que me dé tiempo para relajarme, esto no significa que la culpa la tenga mi pareja
  8. Un mal entendido es solo eso, no lo demos más importancia