Ser mama es para toda la vida…

6 mayo, 2016

Desde que soy mamá, ya vamos camino de cuatro años, el significado de celebrar el día de la madre para mí ha cambiado por completo. Me he dado cuenta de lo egoístas e ingratos  que podemos llegar a ser los hijos, eso sí sin darnos cuenta.

Solo nos acordamos en contadas ocasiones, de decirles todo lo que las queremos, las necesitamos, las admiramos…damos por sentado que es su “obligación”, que han nacido para estar siempre preparadas para lo que nosotros las necesitemos, desde tenernos durante nueve meses en su barriga y luego parirnos ¡que vaya tela…!, para no parar de estar a nuestro lado en todos y cada uno de nuestros días importantes; pero también, y esto si que es difícil de verdad, que es estar junto a nosotros en los otros días, en los malos de verdad cuando no tenemos fuerzas, nos sentimos lo peor y ellas siempre están ahí cogiéndote de la mano y diciéndote “no te preocupes yo estoy a tu lado”. Es posible que ni ella misma, y mira que esto es raro porque siempre tienen la solución a cada problema, sepa lo que hacer pero si tiene los brazos fuertes en los que reconfortarte y esa mirada tierna y protectora que te hace sentir a salvo de cualquier dificultad.

Ser madre es la tarea más difícil que a lo largo de mi vida me han encomendado, y a la que con más ilusión me enfrento a diario. Por eso hoy desde este rinconcito, que es nuestro blog, quiero hacer un homenaje a todas las madres, y sobre todo a la mía, que cada día me enseña a ser un poquito mejor, a tener más paciencia, ser más reflexiva y me alienta para que no me rinda en esta difícil tarea, pero también la más reconfortante, ser madre y ver a mi hijo crecer.

Es por todo ello que una madre es un ser especial que cada día se esfuerza por ser  un poquito mejor.

Os dejo un anuncio que define a la perfección a una madre, os va a hacer reir: