Cuelga tus problemas

images

 

El otro día buceando por Internet  encontré un cuento, muy cortito, que hoy quiero compartir con todos vosotros, es de esas historias que sin querer te hacen pensar, algo que a mí me gusta mucho, y replantearte el como afrontar el día a día con decisión, viendo el vaso medio lleno y no medio vacío, con una actitud positiva y seguro de uno mismo.

Os propongo un reto, que al menos una vez por semana, sigamos el ejemplo del carpintero del cuento y dejemos aparcados los problemas, aunque solo sea durante una horas, seguro que cuando volvamos a por ellos habrán cambiado, no sé si mucho o poco, y los resolveremos más fácilmente.

Esta historia es de Adriana Sivolella y la ha titulado El árbol de los problemas. 

“El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja granja, acababa de finalizar un duro primer día de trabajo. Su cortadora eléctrica se daño y lo hizo perder una hora de trabajo y ahora su antiguo camión se niega a arrancar.

Mientras lo llevaba a casa, se sentó en silencio. Una vez que llegamos, me invito a conocer a su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos. Cuando se abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara estaba plena de sonrisas; abrazo a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa.

Posteriormente me acompaño hasta el carro. Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad y le pregunte acerca de lo que lo había visto hacer un rato antes. ‘Oh, ese es mi árbol de problemas’, contesto. Se que yo no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura, los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa. Luego en la mañana los recojo otra vez.

Lo divertido es, dijo sonriendo, que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche anterior.”


Os voy a contar mi secreto

Hay días que no sé muy bien porque pero no puedo levantarme de la cama, no me ha pasado nada…la noche anterior me acosté de buen humor y con un montón de cosas para hacer al día siguiente, pero suena el despertador y mi cuerpo no reacciona, por no hablar de mi mente: cerrada por vacaciones, estamos de mudanza, no puedo más…

Es en ese momento cuando tengo que sacar la artillería pesada, tengo que recurrir a algunas de mis musas y a sus frases, consejos, ideas…son mi apoyo y el espejo en el que me miro cuando me quedo sin fuerzas, que son más veces de las que me gustaría, pero os contaré mi secreto, muy pocas veces los que están a mi alrededor se dan cuenta de lo que me pasa, no quiero que me vean así, después de 38 años ya me conozco  muy bien y sé lo que tengo que hacer, o al menos eso creo.

La verdad que es sencillo, aunque no lo parezca, a mí al principio tampoco me lo parecía, lo primero de todo es hacerte con una lista de frases, citas o consejos de personas que te gusten y te hagan sentir bien, yo tengo algunas de gente muy cercana a mí y otras de personajes ilustres a los que me gustaría parecerme; después es importante que esas citas o consejos te sirvan de inspiración, te empujen hacia delante, te hagan más fuerte…y lo más importante te hagan sentir especial.

Algunas en las que yo me apoyo son:

“Qué es la verdad? Pregunta difícil, pero la he resuelto en lo que a mi concierne diciendo que es lo que te dice tu voz interior.” Mahatma Gandhi

– “La mayor gloria en la vida no consiste en no caer, sino en levantarnos cada vez que caemos.” Nelson Mandela

– “Si esperas las condiciones ideales, nunca se darán.” Nelson Mandela

“Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas pa’ volar?” Frida Khalo

“Nunca llovió que no parase” Mama Elvira

“Cada uno somos de un color diferente, y no podremos cambiar de color, pero sí la tonalidad” Carmen Calvo

Cada una de estas frases me sirven de inspiración y me han enseñadon que lo más importante es tener una actitud positiva y abierta al cambio, ese es mi pequeño secrteto que quiero compartir con todos vosotros.


¿Cómo mejorar mi vida? Utiliza la actitud positiva

¿Alguna vez has tenido la sensación de que iba a ser un dia pésimo desde que te levantas de la cama y por alguna razón ese día se convierte en un auténtico desastre? ,¿Y la sensación contraria y que ese día todo está a tu favor y logras hacer lo que sea? Si te ha pasado alguna de ambas experiencias, entonces has experimentado la importancia que tiene  mantener una actitud positiva a la hora de afrontar el día que tenemos por delante. Así como veas el mundo, el mundo será.Es la actitud que tengas la que determinará que sea una cosa u otra.

Es mucho más sencillo superar una situación comprometida cuando piensas que vas a ser capaz de superarla que cuando decides desde un principio que no hay nada que puedas hacer para mejorar la situación, o en su defecto, para aceptar lo que suceda.

Lo bueno de la actitud, es que puede cambiarse una vez que descubres que hay más de una manera de afrontar las cosas. Es un proceso, largo o corto según cada persona, pero lo importante es que puede cambiarse, si uno lo desea.