Homenaje a las amigas

Hoy quiero dedicar mi post a todas las amigas del mundo.

En especial a las mías, esas que aunque hace semanas, meses incluso años que no veo  siguen preocupándose de mis problemas, de mis nuevos logros, de mi nuevo corte de pelo, de la última bronca con mi madre… están ahí para cogerme de la mano y decirme “cuenta conmigo para lo que necesites”, ” ya te lo dije yo,  lo conseguías seguro”, ” salgamos para desconectar y echarnos unas risas”…

Y como olvidarme en el mundo de las amigas de la herramienta más valiosa después de las planchas del pelo y de los gintonics animados, el querido whatssap, da igual lo lejos que estén tus amigas es raro el día que no  te comunicas con ellas  para contarles chorradas y reírte sin parar, ya solo el nombre de los grupos y las fotos del perfil… sin palabras.

Un día una de mis amigas compartío en facebook algo así como que salir con las amigas de vez en cuando debería ser un derecho obligatorio para las mujeres, yo quiero llegar un poquito más lejos, hay que institucionalizarlo irse un fin de semana no sé si al año o cada seis meses con las amigas. Sé bien de lo que hablo, el mes pasado planifiqué un finde con las amigas sin hijos, sin maridos, sin madres…vamos un despiporre y que bien nos sentó, ir al teatro, a matar zombis, de compras, a comer y cenar por ahí…esa sensación de libertad, reirnos de todo y nada.

Después de la experiencia ya estamos planificando el próximo fin de semana y como haya suerte nos cogemos un puente.

Gracias amigas por hacerme la vida un poquito más fácil, sin vosotras seguro que mis días serían un poquito más grises, os quiero.


La Navidad sinónimo de tradiciones

Llega la navidad y con ella un sin fin de tradiciones, de todo tipo y para todos los gustos, el árbol, el Belén, turrón y mazapanes, comidas y cenas interminables… pero sin duda para mi hay una mucho más especial y entrañable,  sentarnos alrededor de la tele, toda la familia, para ver Love Actually.

Es una película especial, porque aunque transcurre y la vemos en navidad, es apropiada para cualquier momento, nos enseña a amar, algo fundamental en nuestras vidas, pero que en muchas ocasiones olvidamos.

En la cinta se plasman todos los amores posibles: pasional y loco, pero también de su inicio arrebatado en forma de flechazo; amor fraterno, materno y hasta su vertiente más incondicional: la amistad. También de su falta, del tormento que es vivir sin él y de la maravilla que es lograrlo.

Desde Cips Psicólogos queremos animaros a que  comencéis a mirar a vuestro alrededor buscando el amor, da igual del tipo que sea, y empeceís a disfrutarlo siendo parte activa.

Para empezar con esa busqueda nosotros os dejamos un mensaje de amor, con el que empieza la película:

 “Cuando la situación mundial me deprime pienso en la entrada al aeropuerto de Heathrow. Dicen que vivimos en un mundo de odio y egoísmo pero yo no lo veo así. Yo creo que el amor nos rodea. Puede que no siempre sea algo digno de las noticias. Pero siempre está. Entre padres e hijos, madres e hijas, maridos y mujeres novios, novias, viejas amistades. Dudo que ninguna de las llamadas desde los aviones de las Torres Gemelas fuera de odio o de venganza. Fueron mensajes de amor. Si lo buscáis, os daréis cuenta de que el amor efectivamente nos rodea”.

Feliz Navidad