En las vacaciones quiero ser feliz

Es cierto que durante todo el año esperamos ansiosos el periodo vacacional, sobretodo el del verano, y por lo general nos imponemos  pasarlo genial y disfrutar a tope, expectativas a veces demasiado altas.

Es importante que seamos realistas y estemos preparados para disfrutar de las vacaciones aunque haya algún rato en el que nos aburramos, todo no salga perfecto, haga más calor o frío de lo esperado…es cuestión de actitud que en mis vacaciones sea  feliz.

Os propongo algunos consejos que os pueden ayudar:

 Móvil apagado o fuera de cobertura

¿Cuánto tiempo te crees capaz de aguantar sin mirar el móvil? Si quieres desconectar por completo durante estos días de la rutina del día a día y exprimir al máximo el momento presente debes olvidarte del smartphone y de las redes sociales (adictivas a la par que causantes de frustraciones e infelicidad). Céntrate por completo en aquellos que tienes delante. El móvil, mejor en el bolso.

Sonríe a la vida

¿Qué sería del mundo sin el sentido del humor? Un lugar oscuro y sin vida. No hablamos de ser la que más chistes cuenta del lugar, sino de ver siempre el lado positivo de las cosas. Ante cualquier contratiempo que pueda surgir durante tus vacaciones, sé capaz de reírte de ti misma y/o de la situación. Te sentirás mejor si te tomas la vida con humor.

Descansa

Este es un buen momento para tomarte la vida con tranquilidad. Después de la prisa de tantos instantes de trabajo, ahora tienes la oportunidad de concentrarte en ti. Durante las vacaciones, disfruta de una agenda flexible.

Tiempo libre

Es el momento de hacer esas cosas que durante el resto del año vas posponiendo por falta de tiempo, por pereza…por miedo a que no te salga bien y pierdas el tiempo… ahora es el momento, tiempo es lo que te sobra.


El verano ya llegó

Por fin ha llegado el periodo tan deseado por nuestros hijos e hijas…y por qué no decirlo, también por nosotros. Estoy hablando de las vacaciones de verano. Estas vacaciones, son, tanto por su duración como por el buen tiempo que suele acompañarlas, el momento ideal para romper rutinas, descansar y disfrutar del ocio y el esparcimiento. Esto suele complicarse cuando tenemos niños a nuestro cargo y la tarea de planificar las vacaciones y las actividades durante las mismas se convierte en una dificultad para los padres. Además de que las vacaciones de los niños son más largas que las de la mayoría de los papás y mamás.

Todos sabemos que, con las ocupaciones actuales y las herramientas que nos brinda la tecnología, nuestros hijos están acostumbrados a pasar horas y horas delante del ordenador, la tableta o la televisión, y que, muchas veces es difícil para los padres no caer en la tentación de usar estos artefactos como niñeras. Pero no debemos olvidar, que las vacaciones son el momento propicio para optar por otras opciones como el parque, el deporte, la familia o los viajes.

Veamos algunos consejos que pueden resultar de utilidad:

– Planificar las vacaciones contando con todos los miembros de la familia, implicarles en la medida de lo posible, escuchándo y teniendo en cuenta sus opiniones y sugerencias.

– Sí no existe demasiada diferencia de edad entre los hijos, fomentar las actividades basadas en intereses comunes.

– Intentar encontrar un equilibrio entre el tiempo de actividad y el tiempo de ocio.

– Realizar actividades al aire libre, como excursiones o nadar o montar en bicicleta para estimular las habilidades motrices.

– Reserva algún momento para actividades más tranquilas, como por ejemplo la lectura.

– Y, si es posible, papás y mamás, reservaos un tiempo para vosotros. Los campamentos de verano son una opción perfecta y permitirán a los niños vivir una experiencia inolvidable.

Feliz verano!!!!!


¿Por qué nos gusta tanto el verano?

Ya esta aquí, ya llego…por fin mi ansiado verano.

Es oficial, estamos en verano. Época de playa, cerveza, terrazas, disfrutar de unas merecidas vacaciones y viajar. A veces el excesivo calor nos nubla la vista y nos hace olvidar lo maravillosa que es esta época.  Pero no nos engañemos, nos encanta el verano: playa, piscina o tomar el sol durante unos días que se estiran hasta pasadas las 9. ¿Necesitas más motivos? Aquí los tienes, en una lista de razones por las que nos encanta el verano:

  •  El sol, cuanto nos ayuda a levantarnos por las mañanas, es una buena forma de iniciar el día con la pila cargada.
  • La playa o la piscina, tenemos para todos los gustos. Existe un plan mejor, con esta temperatura, que ir a la playa, tirarte en la hamaca, broncearte…? El agua en verano es vida.
  • Los helados, en invierno también los podemos comer, pero no es lo mismo,¿Existe placer mayor que tomarse un helado un día caluroso? Hay de todo tipo, desde los cremosos hasta los de hielo, frutas o sabores exóticos.
  • Que el día dure infinito, las tardes se alargan por que la noche parece no quiere llegar, lo que se convierte en tiempo, ese bien preciado que nunca tenemos. Es hora de disfrutar., ¡El sol nos da vida!
  • Las vacaciones, verano es para muchos sinónimo de vacaciones, así que aprovecha y haz las maletas. ¿Opciones? Tienes todo el planeta, ya sea para sacarle el mayor partido al calor o para refugiarse de él.
  • En una sola palabra: festivales. Decenas de festivales de música han ido poblando las playas y el centro de nuestro país y casi todos se concentran en el verano. Disfrutar de nuestro grupo de música favorito, tomar el sol durante el día, salir de fiesta hasta que el sol nos pille desprevenidos…
  • ¡Disfruta de las noches de verano!Puedes ir a cualquier terraza para tomar un aperitivo, cenar, o tomar unas copas; como disfrutar de un paseo a la luz de la luna y las estrellas, respirar tranquilamente el ambiente caluroso veraniego o aprovechar y ¡¡darte un baño nocturno!!

Y es que en verano, ya sea por la luz del sol, por el tiempo libre, o por cualquiera de las cosas que he dicho más arriba, se respira felicidad por cada esquina… ¡¡Viva el VERANO!!


Las vacaciones: ¿Estrés o Relajación?

vacaciones en la playa

El exceso de responsabilidades, los horarios inamovibles, la rutina diaria, el trabajo interminable…hacen que tanto nuestro cuerpo como mente necesiten un merecido descanso, es decir, VACACIONES.

Un estudio realizado por la empresa de viajes Kuoni y la organización sin ánimo de lucro Nuffield Health demuestra que tener unas buenas vacaciones sirve para mejorar nuestra salud:

  1. Mejoran los valores de la presión arterial
  2. Mejora la calidad del sueño
  3. Disminuyen los niveles de estrés
  4. Incremento del estado del ánimo

Pero conseguir unas buenas vacaciones no siempre es fácil, a algunos el estrés les acompaña durante este periodo, es lo que llamamos estrés estacional.

Este estrés se debe fundamentalmente a los cambios que representa este periodo vacacional frente a la rutina del resto del año y que impiden que se descargue la tensión por los mecanismos habituales.Su manifestación suele ser leve o moderada con síntomas como irritabilidad, inquietud o dificultades en las relaciones familiares y sociales.

Por eso desde Cips Psicólogos queremos ayudaros con algunas recomendaciones a tener en cuenta:

  • Antes de salir,  intenta terminar con la mayor cantidad de tareas laborales posibles, para que no queden pendientes y se produzcan llamadas indeseables. No nos olvidemos de que no somos imprescindibles. Aprende a delegar funciones.
  • Planifica con tiempo tu viaje y sé flexible ante posibles eventualidades.
  • Si el tiempo lo permite,  permanece unos días antes y después de las vacaciones en tu hogar, para adaptarte a los nuevos ritmos.
  • Cambia lo menos posible las rutinas de comida y sueño, tu cuerpo lo agradecerá, pero date algún capricho.
  • Olvídate por un rato de todo lo tecnológico: tablet, Ipad, movil, internet, redes sociales…disfruta de lo que tienes a tu alrededor.
  • Date permiso para hacer solamente lo que te apetezca, sin horarios estrictos.
  • Mantén unas expectativas razonables respecto a tu familia y amigos, para no agobiarnos y provocar discusiones.