¿Tengo poca autoestima?

1 julio, 2017

board-928386_960_720

No es sencillo cambiar nuestra autoestima, si lo fuera seguramente nadie sufriría por tenerla demasiado baja, ni existirían personas extremadamente tímidas o dependientes. Pero hemos de creer que tampoco hay nada imposible si ponemos realmente empeño en conseguirlo. Las personas tenemos suficientes capacidades como para cambiar y aprender a lo largo de nuestra vida.

Por eso desde Cips Psicólogos queremos darte algunas pautas para ayudarte a conseguirlo:

1.- El hecho de que te quieras más y mejor está en tus manos, no en la de los demás. Soy plenamente consciente de que las relaciones familiares influyen hasta límites insospechados en la visión que tengo de mí mismo, ya que a través del vínculo que se genera con los padres aprendemos si somos o no personas que merecemos la pena, y aunque es fácil arrastrar cosas del pasado,a estas alturas lo que puedo decirte es que ya eres adulto y la responsabilidad de querer cambiar y luchar es tuya.

2.- Lo de acéptate tal y como eres se que suena a frase hecha, pero es cierto. No se trata de que me encante todo de mí, para nada, pero tampoco he de odiarme ni juzgarme constantemente por ello. No soy perfecto, pero nadie (aunque parezca mentira) lo es (ojito con quien te comparas).En una ocasión leí una entrevista de Michelle Pfeiffer, una de las actrices que siempre me han parecido más guapas, y en ella revelaba que desde niña se había sentido acomplejada porque tenía un ojo más grande que otro.

3.-No des tanta importancia a cosas que no la tienen. La gente no está siempre pendiente de lo que haces o dices.

4.- Préstate más atención, dedícate tiempo a hacer aquello que te guste y te haga feliz.

5.- No temas a las responsabilidades o toma de decisiones pensando que no vas a saber, no vas a poder o no vas a hacerlo bien. Nadie está libre de meter la pata. Aprende de tus errores, de lo que no quieres que vuelva a pasar y ten el valor para volver a intentarlo.

6.- Si una relación personal no acaba de funcionar, no pienses que la culpa es sólo tuya, en una relación de dos, ambas partes son responsables de su comportamiento.

7.- Premiate por tus logros, aunque estos sean pequeños o poco importantes.

8.- Simplifica tu vida y dirígete hacia objetivos realmente valiosos para ti, dedicándote a ellos intensamente, sin miedo.