Efectos de provocarme el vómito

Hoy en día es fácil conocer a alguien que haya padecido o esté sufriendo alguna dificultad con la comida, y no es algo que aparezca sólo en chicas adolescentes si no que cada vez está más extendido en la población adolescente masculina y en mujeres entre 30-40 años.

El primer error que quiero aclarar es que provocarse el vómito únicamente permite la eliminación de menos del 50% de lo ingerido y enlentece el metabolismo haciendo que cada vez sea más difícil la pérdida de peso, asique si después de un atracón pretendo que todo vuelva a la normalidad haciendo una visita al baño, es importante que sepa que eso no ocurrirá.

Algunos de los efectos que acarrea la provocación del vómito son:

– perdida en el esmalte de los dientes y por tanto aumento de caries

– inflamación en encías, paladar y garganta

– aumento de las glándulas parótidas cuyo resultado es que el rostro tenga una aspecto más regordete (justo lo que no quiero que pase)

– aumento de arritmias cardiacas (es decir, mal funcionamiento del corazón)

– aumento de mareos y debilidad muscular

– se pierde agua a través del vómito, la cual luego probablemente no se ingiera, así que pueden aparecer deshidrataciones.

– irritación del esófago como consecuencia del paso reiterado del ácido clorhídrico (vómito)

-aumento de bronquitis

-daño en los riñones como consecuencia de la deshidratación y aparición de infecciones de orina

– callosidades y erosiones en los nudillos de los dedos cuando se utilizan las manos para provocar el vómito.

Por eso si tu hija, hijo, pareja o quizá tú estás padeciendo esta dificultad, ten en cuenta que los problemas de salud que todo esto acarrea son muy importantes así que pide ayuda especializada para frenar lo que está ocurriendo porque si no cada vez irá a más.