El verano ya llegó

Por fin ha llegado el periodo tan deseado por nuestros hijos e hijas…y por qué no decirlo, también por nosotros. Estoy hablando de las vacaciones de verano. Estas vacaciones, son, tanto por su duración como por el buen tiempo que suele acompañarlas, el momento ideal para romper rutinas, descansar y disfrutar del ocio y el esparcimiento. Esto suele complicarse cuando tenemos niños a nuestro cargo y la tarea de planificar las vacaciones y las actividades durante las mismas se convierte en una dificultad para los padres. Además de que las vacaciones de los niños son más largas que las de la mayoría de los papás y mamás.

Todos sabemos que, con las ocupaciones actuales y las herramientas que nos brinda la tecnología, nuestros hijos están acostumbrados a pasar horas y horas delante del ordenador, la tableta o la televisión, y que, muchas veces es difícil para los padres no caer en la tentación de usar estos artefactos como niñeras. Pero no debemos olvidar, que las vacaciones son el momento propicio para optar por otras opciones como el parque, el deporte, la familia o los viajes.

Veamos algunos consejos que pueden resultar de utilidad:

– Planificar las vacaciones contando con todos los miembros de la familia, implicarles en la medida de lo posible, escuchándo y teniendo en cuenta sus opiniones y sugerencias.

– Sí no existe demasiada diferencia de edad entre los hijos, fomentar las actividades basadas en intereses comunes.

– Intentar encontrar un equilibrio entre el tiempo de actividad y el tiempo de ocio.

– Realizar actividades al aire libre, como excursiones o nadar o montar en bicicleta para estimular las habilidades motrices.

– Reserva algún momento para actividades más tranquilas, como por ejemplo la lectura.

– Y, si es posible, papás y mamás, reservaos un tiempo para vosotros. Los campamentos de verano son una opción perfecta y permitirán a los niños vivir una experiencia inolvidable.

Feliz verano!!!!!