Los jóvenes en tiempos de pandemia

14 marzo, 2021

Volveremos a juntarnos

 

Hace un año que comenzaba esta terrible situación producida por el SARS-COV19, que derivaba en un confinamiento domiciliario de más de un mes y unas posteriores restricciones que aun hoy en día, siguen vigentes.  La fatiga pandémica es una realidad de la que la mayoría somos conscientes y sufridores en mayor o menor medida. Se ha hablado mucho de los colectivos afectados, de los niños, las personas mayores… Pero tenemos otro colectivo que se ha visto muy afectado ante esta situación: los jóvenes. La vida nos ha cambiado a todos, pero, sobre todo, a los jóvenes, cuya vida gira en torno a lo social: conciertos, fiestas, quedadas, rutas, cine…  Y todo se les ha truncado, incluso muchos de ellos no tienen ni clase presencial, por lo que su vida se basa en estar en clase online, estudiar y vuelta a empezar.  Una encuesta realizada a nivel mundial sobre la pandemia y sus efectos en los jóvenes revela que el impacto que esta ha tenido en ellos es sistemático, profundo y desproporcionado. Los jóvenes cuya educación o trabajo se había interrumpido o había cesado totalmente tenían casi dos veces más probabilidades de sufrir ansiedad o depresión que los que continuaron trabajando o aquellos cuya educación siguió su curso.

Nos encontramos ante un panorama en el que los jóvenes apenas pueden socializar, actividad esencial en esta etapa para el desarrollo de su personalidad y su autoconcepto.  No ver el fin de la pandemia, no saber cuándo van a recuperar su vida tal y como era antes, también contribuye a que los jóvenes sientan desánimos y estén alicaídos. Ante esto, debemos intentar empatizar con la situación que están viviendo, no debemos dejar que los medios gestionen nuestro estado de ánimo, debemos apoyarlos hablar con ellos y comprenderlos, haciéndoles ver que el final cada vez está más cerca.cambio de vida